Lo que más nos preocupa estéticamente cuando se inicia un tratamiento de quimioterapia es caída del cabello.

 

Para frenar el crecimiento de las células cancerosas se aplican diferentes tratamientos oncológicos que tienen como efecto secundario la caída del pelo.

caida pelo

 

Esta caída de pelo, dependerá del tipo de tratamiento, por lo que la atención médica y la información que nos indique el oncólogo/a será clave para conocer los efectos secundarios que se pueden producir.

Evitar la caída del cabello es difícil si el tratamiento contempla este efecto en su prospecto, por lo que debemos esperar a terminar para que el cabello vuelva a crecer.

El cabello se cae a los 17 días desde la aplicación del primer ciclo de tratamiento y volverá a crecer pasados 35 días desde la última sesión.

Mientras tanto, podemos solucionar el cambio de imagen con pañuelos, turbantes y pelucas oncológicas que van a conseguir comodidad y que te la paciente mantenga su imagen y estilo de cabello.

Una vez terminado el tratamiento, podemos empezar a preparar el cuero cabelludo con productos específicos que nos ayudan a recuperar, de forma rápida, un cabello más fuerte y denso.

 

5 IDEAS PARA MEJORAR

 

  1. Durante el tratamiento conviene utilizar un champú suave para el cuero cabelludo. Los champús naturales son mas adecuados porque eliminan los SLSs, siliconas, sulfatos y parabenos.

Un champú para cuero cabelludo sensible sería ideal.

cuero cabelludo sensible

Una vez que han pasado 35 días desde la última sesión de quimioterapia, podemos empezar a tonificar y activar el cuero cabelludo.

Para ello, utilizaremos el mismo tipo de champú orgánico o ecológico pero con un efecto tonificante y revitalizante.

helan champu revitalizante

  1. No cortes el cabello aunque lo veas muy fino. Existe la creencia de que si el pelo es muy fino, tipo pelusilla, y lo cortamos, va a crecer más fuerte. Esto no es así, por lo que no será necesario hacerlo en las primeras semanas.

Es mejor esperar a tener el pelo un poco mas largo y recortar esas puntitas cuando tengamos el pelo más crecido, así controlamos mejor lo que cortamos y podremos quitar antes la peluca.

cuero cabelludo

  1. Es el momento de aplicar vitaminas y nutrientes al cabello fino que está ¡creciendo de nuevo!

Los productos más adecuados son fórmulas desarrolladas específicamente para aumentar el riego sanguíneo de la zona, a la vez que penetran los nutrientes.helan locion revitalizante capilar

Utiliza productos naturales y sin parabenos que hará engrosar tu cabello y que crezca más rápido.

Activa el crecimiento y densifica el cabello con Mucotric.

  1. Aplica los principios activos por la noche, son mucho mas efectivos!

Por la noche, el cuerpo se repara y absorbe mucho mejor los productos cosméticos, además al estar en posición horizontal, la sangre llega mejor a los capilares que alimentan el pelo, por lo que su efectividad es mayor.

  1. Sigue el siguiente protocolo diario mientras crece tu cabello.

Lavado diario, por la mañana o por la noche.

Aplicación del estimulante capilar cada noche con un ligero masaje.

consejos protesis de cejas

 

Con estos consejos conseguirás varios efectos que mejorarán tu cabello.

 

  • Activación del crecimiento del cabello.
  • Formación de un cabello mas grueso.
  • Mayor densidad
  • Recuperar el cabello en las zonas más despobladas como entradas y zona frontal.

¡LOS CABELLOS CORTOS ESTÁN A LA ÚLTIMA!

 

PINCHA AQUI SI QUIERES CONSEJOS SOBRE CORTES DE PELO DESPUÉS DE LA QUIMIOTERAPIA

Y RECUERDA: la constancia es la clave para unos buenos resultados.

Por Jenifer Andrés.

Experta en Cosmética y dermofarmacia.

Técnico en estética Oncológica.

¿QUE PUEDE AYUDAR?

  • Diferenciar entre lo que es el atractivo personal y el atractivo físico. La persona es valiosa por sí misma y no sólo por su aspecto.
  • Intentar mejorar la imagen (maquillaje, pelucas, cosmética, pañuelos…), hacer sentir a la persona más cómoda consigo misma, y más guapa, le dará seguridad.
  • Que la persona disminuya su nivel de exigencia consigo mismo.
  • Pensar en lo que se puede hacer y no en aquello que circunstancialmente no se puede.
  • Tener un papel activo en la enfermedad, no dejar de hacer las cosas que se pueden seguir haciendo.
  • Reflexionar acerca de lo que ha podido aportar esta dura experiencia.
  • Centrar la atención en los aspectos positivos tanto físicos como personales y realzarlos.

Hay que acostumbrarse a la nueva imagen progresivamente, poco a poco, habituarse a ello requiere tiempo y hay que comenzar por las situaciones que sean menos desagradables y en un entorno en el que la persona se sienta cómoda.