Radioterapia en Cabeza, Cuello-Abdomen y Tórax.

En la radioterapia aplicada en las zonas de la cabeza, cuello, abdomen o tórax, los cuidados generales son los mismos que en otras zonas, por lo que debes tener en cuenta una serie de precauciones.

precauciones radioterapia

Durante el tratamiento radioterápico, suele aparecer dermatitis aguda de intensidad variable que puede ser muy molesta para la paciente y puede ser motivo, en algún caso, de interrupción del tratamiento con el consiguiente detrimento en el control de la enfermedad.

El eritema puede aparecer a las 24 h de iniciarse la primera dosis, aunque es más frecuente a partir de la 2ª -3ª semana.

Otros síntomas que pueden aparecer son prurito, descamación, trastornos de la pigmentación de la zona, y en los casos más graves pueden aparecer lesiones más severas. También puede asociarse dolor.

cuidados radioterapia piel

Los cambios en la piel producidos por la radioterapia se limitan sólo a la zona irradiada, pero también pueden afectar a zonas circundantes.

Se pueden producir alteraciones similares a una quemadura solar.

Suele aparecer a partir de las dos semanas de aplicación.

Las sesiones son diarias, por lo que no da tiempo a la recuperación celular.

La radioterapia se aplica para destruir las células tumorales, pero también daña las células sanas, por lo que aparecen algunos efectos y molestias también a nivel superficial.

Estos efectos suelen ser una coloración o eritema rojizo, picor y oscurecimiento de la zona a las dos o tres semanas. Este cambio desaparece a los dos o tres meses de terminar el tratamiento.

La aplicación de radioterapia en la cabeza produce pérdida de cabello en la zona tratada. El cabello comienza a caer pasados 3-4 días. La recuperación de cabello en la zona irradiada depende de las sesiones aplicadas y de la intensidad de las mismas. Una vez terminadas las sesiones hay que esperar y ver el resultado y la recuperación total de la zona.

APLICA PRODUCTOS ESPECÍFICOS DESDE EL INICIO DEL TRATAMIENTO, NO ESPERES A COMENZAR LA RADIO.

Las sesiones de radioterapia son diarias, por lo que no hay teimpo de las célculas de la piel se recuepren de un dia para otro. La piel se reseca mucho y se irrita. Esto puede minimzarse si haces lo siguiente:

Utiliza geles de ducha específicos. Protege e hidrata tu piel y no le quites sus defensas naturales.

GEL DE DUCHA SATIVA SYNDET E5

gel radioterapia

CHAMPÚ Y GEL DE DUCHA ONC SHOWER GEL

onc shower gel

Después de la ducha, aplicar una hidratación adecuada con:

SATIVA SOFT EMULSION HIDRATANTE

emulsion corporal hidratante

ONC BODY BALSAM

crema corporal piel seca

Protocolo de cuidado y recomendaciones para el paciente.

Cuidar la piel de todo el cuerpo desde el inicio del tratamiento oncológico con un gel suave e hidratante sin tensioactivos agresivos, o Sls. (Sodium laureth sulfate), SIN parabenos o derivados del petróleo(Parafina liquida o Aceite mineral)

Comenzar como mínimo un mes antes de la radioterapia con la crema específica de la zona a tratar. Aplicar en toda la zona SATIVA GY-TEX

Una vez iniciado el tratamiento, aplicar dos veces al día. Aplicar después de la sesión. No aplicar nada durante las dos horas anteriores a la sesión.

CUIDADO DIARIO:  gel de ducha  SYNDET+ Emulsión hidratante corporal con avena SATIVA SOFT EMULSIÓN HIDRATANTE DE COSMECLINIK.

CUIDADOS DE LA ZONA TRATADA DURANTE LA RADIOTERAPIA

Un mes antes de iniciar la radioterapia, comenzar a aplicar en la zona a tratar el gel SATIVA GY-TEX.

Recomendada ya por la mayoría de los radiólogos.

SATIVA GY-TEX CONTIENE T-XOE y varios ingredientes protectores, hidratantes y regeneradores.

Como complemento a Gy-tex, y en caso de pieles sensibles que necesiten un cuidado extra, recomendamos aplicar Termal Locion de ONC Dermology por su composición y aplicación en Spray.

En casos de piel muy irritada, en lo que no es conveniente masajear la zona, no ayudaremos de TERMAL LOTION ONC y la aplicaremos tantas veces como sea necesario.

sequedad e irritaciones

PRECAUCIONES EN RADIOTERAPIA

No deben frotar bajo ningún concepto la zona irradiada, sobre todo, si ven que aparece una pigmentación más oscura. Esta pigmentación desaparecerá sola, con el tiempo, y además es desaconsejable porque podrían dañar la piel.

Tratar de evitar collares, cadenas y elásticos que puedan irritar la piel con el roce.

Proteger la piel del sol al menos un año tras el tratamiento. Y utilizar pantalla total.

Evitar la depilación de la zona irradiada. El vello en esa zona irá desapareciendo poco a poco durante el tratamiento.

La realización de tatuajes en la zona irradiada está desaconsejada siempre.

No usar perfumes.

No aplicar vendas ni esparadrapos.

No aplicar hielo o calor.

No bañarse en piscinas, agua salada, lagos…

Le recomendaremos productos formulados para cuidar su piel durante la radioterapia. La gama Avena Sativa de Cosmeclinik u ONC Dermology son las más idóneas para este momento.

línea radioterapia sativa

Oncoestética, verte bien es importante