Gorro Frío en casos de Quimioterapia

Publicado por oncoestetica en Alopecia | Consejos | información

gorro frio

Consulta de una Luchadora:

A mi madre le van a dar quimioterapia y le han ofrecido la posibilidad de ponerle un gorro frío. ¿Saben algo sobre este sistema? Parece que tiene que llevarlo bastante horas y que tampoco le garantizan que no se le caiga… No sabemos qué hacer.

Oncoestética te Ayuda:

¿Qué es el Gorro frío?

que es el gorro frio

Hoy nos consultan sobre cómo actúa el gorro frío en los casos de perdida de cabello durante la quimioterapia. Para entender mejor como funciona, os explicamos primero como actúa la quimioterapia en el cabello.

Cómo actúa la quimioterapia en el cabello

Una de las principales preocupaciones de las personas que comienzan un proceso oncológico es, sin duda, la pérdida de cabello. Durante el proceso de quimioterapia y debido a la acción de determinados fármacos, el folículo piloso, encargado de producir cabello, queda inactivo temporalmente y deja de producir cabello, por lo que se paraliza la actividad, y por eso, el cabello se cae. Posteriormente, al terminar la quimioterapia el cabello vuelve a crecer de nuevo.

La quimioterapia actúa directamente sobre el crecimiento celular para que las células cancerígenas dejen de proliferar y mueran. Como he dicho,  el cabello es una estructura celular formada por queratina, cuyas células proliferan rápidamente. Mientras dure el tratamiento, en la mayoría de los casos el cabello deja de crecer.

¿Cuándo se cae el cabello?    

Habitualmente y según nuestra experiencia, tarda en comenzar a caer entre 15 y 17 días después del primer ciclo de tratamiento. Hasta ese momento es normal no notar ningún cambio significativo en el cabello a pesar de haber recibido ya el primer tratamiento.Una vez transcurridos esos 17 días aproximadamente, se empieza a notar una caída de cabello importante, aunque no lo suficientemente masiva como para perder todo el cabello en horas, como se puede llegar a pensar.Durante 2 o 3 días notará un aumento de esa pérdida de cabello acompañado de un aspecto diferente en cuanto al volumen y naturalidad.

No es aconsejable lavarlo una vez que ha empezado el proceso de caída.

Durante los tratamientos oncológicos la piel puede sufrir diversos cambios.  Se vuelve más fina y sensible y puedes notar más sequedad, sensibilidad e irritaciones.Cada día atendemos a personas que desconocen la existencia de productos específicos que son muy recomendables durante el tratamiento.En algunos hospitales están haciendo estudios sobre la aplicación del gorro frío.  Este sistema es diferente en cada caso y el resultado puede ser diferente en cada persona. Por eso, podemos decir que en algunos se reduce la caída del cabello y que en otros no, y que no evita la caída del pelo al 100%, pero la puede reducir.Los gorros fríos tienen más de 15 años y hay muchas marcas y sistemas. También llamados gorros refrigerantes, de hielo…son un sistema por el cual se consigue bajar la temperatura del cuero cabelludo hasta cerrar los vasos sanguíneos que llegan al folículo piloso.Estos gorros se colocan muy ajustados en la cabeza y están helados entre  -4º y -10º. Se protege  el cabello y las orejas con un gorro tipo papel y gasas u orejeras.Hay muchas mujeres que se quejan de la sensación de frío que produce y van muy abrigadas a la sesión de quimio por éste motivo, con guantes, bufanda y abrigo…La colocación es muy importante y de su ajuste dependerá el resultado. Se congela en congeladores especiales, no sirve el de casa.

alopecia gorro frio

El Gorro funciona así

El frío produce una vasoconstricción en los capilares sanguíneos que irrigan el folículo piloso, cerrándolos. Al cerrarse, estos capilares, hacen que llegue menos fármacos al cabello y así consiguen que la caída del cabello sea menor.No funciona en todos los casos, a veces funciona bien en las zonas más pegadas del gorro (contorno) y tiene peores resultados en la zona superior y coronilla porque se ajustan peor.Su efectividad puede ser entre un 50% y un 70% de los casos aplicados y pueden mantener entre un 50% y un 60% del cabello, pero no hay cifras seguras y en muchos casos, no se mantiene todo el pelo.El gorro hay que ponerlo 30 minutos antes de empezar y dejarlo durante horas, algunos modelos hasta 6 horas. No hay tiempos fijos, cada tipo marca las pautas de aplicación.Otros sistemas de gorros se pueden conectar a la corriente y se mantienen fríos sin necesidad de cambiarlo si se calienta. Son las empresas que se dedican a esto las que los llevan a los hospitales.También funcionan mejor si se aplica un tipo u otro de medicación, es decir, cada quimio tiene una toxicidad diferente y los resultados varían.

Hay que tener una serie de cuidados con el cabello si se está aplicando el gorro frío:-No se debe usar el secador, plancha…-Lavar el pelo lo menos posible no más de 1 por semana.-No cepillar mucho el cabello.-No teñir hasta que no pasen 3 meses después de la última sesión.

Hay hospitales y médicos reticentes con este sistema. Muchos opinan que no hay seguridad de que pueda quedar alguna célula cancerígena  en el cuero cabelludo sin tratar,  porque no les lleguen bien los fármacos, por eso ha de ser el oncólogo el que lo prescriba si lo ve necesario.En muchos casos se requiere el uso de Pañuelos y pelucas, ya que pueden perder el cabello de manera importante o por zonas y necesitan de estos complementos para verse bien.

>>Por el momento no hay nada fijo ni claro sobre éste sistema y su efectividad y seguridad<<

Puedes ir al final y dejar una respuesta. Las notificaciones no están permitidas.
Compártelo: 
Di que te gusta: 

2 Respuestas



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *