proteccion solar

¿Como tengo que cuidar mi piel durante la exposición al sol?

 Ya conocemos los  riesgos de las radiaciones de nuestro amigo sol.  Pero no todo son factores negativos. El sol tiene efectos muy positivos en nuestro organismo si lo tomamos con las debidas precauciones.  Un bonito paseo en un día soleado puede cambiar nuestro estado de ánimo haciéndonos sentir más felices y vitales. Un día en el mar o en la montaña nos ayuda a tener unos huesos más fuertes gracias a la síntesis de vitamina D, que sólo es asimilable gracias a él.

Hoy además, queremos hacer hincapié en el uso adecuado de los protectores solares. No todos son iguales, ni nos protegen de la misma manera.

La base fundamental de los solares está en los filtros que pueden ser físicos o químicos. Nosotros apostamos claramente por los FILTROS FÍSICOS.

Os contamos las ventajas de utilizar SOLARES CON INGREDIENTES NATURALES. Son mucho más suaves con tu piel y sus ingredientes con filtros físicos son mejores ya que eliminan todos los componentes  químicos que producen un alto riesgo de alergias  e irritaciones.

¿Cómo se consigue la protección con filtros físicos?

Se trata de utilizar “barreras” que se consiguen con el uso micronizado de dióxido de titanio, por ejemplo, capaz de eliminar casi totalmente los rayos UVA y UVB.

Este sistema de filtro, inerte, no se modifica químicamente, sino que actúa en la superficie de la piel por un mecanismo físico, según el cual, estas macromoléculas se comportan como pequeños espejos, reflejando inmediatamente la radiación por dispersión, y evitando así  los fenómenos de intolerancia. Nos encanta lo natural, y que tengan vitaminas e ingredientes como la cascara de nuez, la granada, el aceite de sandía, karanja, frambuesa y vitamina E. Para los más tipos de solares más densos, tipo stick, le añaden manteca de aceite de oliva. Como veis, todo muy saludable.

>>No contienen metales pesados<<

NO CONTIENE:
vaselina, aceite mineral,
Siliconas, LANOLINA
libres de parabenos
SIN SLS y SLES *
SIN BENZOFENONE- 3

Para los primeros días de exposición en conveniente usar solares con factores altos como 50 o 30 e ir repitiendo su aplicación de manera frecuente.

Si estás en tratamiento de quimioterapia, no es aconsejable que tomes el sol ya que tienes un alto  riesgo de foto sensibilidad y aparición de manchas o irritaciones. Te recomendamos el uso continuado de leches o cremas solares durante el tratamiento, aunque sólo te de un poco el sol por la calle. Si decides pasar algún día en la playa o montaña hazlo con precaución.

crema solar
Procura no exponerte y si decides tumbarte al sol hazlo en horas tardías  para que sus rayos no te dañen. Haz uso de pamelas o gorras que te protejan y procura no abusar de la exposición, tu piel te lo agradecerá porque está mucho más receptiva a las reacciones negativas y le cuesta mucho recuperarse. Cuídala mucho,  y cuando termines  el tratamiento estará en perfectas condiciones para tomar el sol con menos riesgo.
christine collection

Para la cara te recomendamos varias opciones. Actualmente se han desarrollado cremas faciales hidratantes con color que unifican el tono de la piel, te protegen y algunas hasta son antimanchas ¿increíble, no?

Solar facial antimanchas de Apivita:

crema facial

crema solar facial

Para el cuerpo tienes varias opciones adecuadas a tu tipo de piel, como son las leches hidratantes corporales .

crema solar corporal

 

También existen en spray, para las más perezosillas que no quieren perder mucho tiempo ni esfuerzo en su aplicación. ¡Di que si! La comodidad ante todo.

spray solar

Tan importante es protegerse previamente, como hidratar tu piel después de la exposición solar. Los productos Post solares o after sun, están formulados para hidratar, calmar y recuperar la piel lo máximo posible. No olvides darte una ducha suave e hidratante después de un día de sol. Hazlo con un gel de ducha adecuado que además  de eliminar los restos de sal, te hidrata, mantiene el bronceado por más tiempo y recupera tu piel. Sus ingredientes son una fórmula mágica para las pieles irritadas porque llevan proteínas de almendras dulces, ácido hyalurónico, aceite de sandía, karanja y frambuesa. Además de manteca de murumurú, aceite de babassú y aceite de jojoba.

gel de ducha

 Aplica después una crema post solar o after sun de las mismas características y verás como tu piel se recupera y se mantiene protegida por más tiempo.

after sun

No dejes de utilizar los sticks de alta protección 50 en las “zonas conflictivas”, aquellas que por su posición, los rayos inciden de manera directa como son: Nariz, pómulos, escote…

stick solar
Para retoques cada 2 o 3 horas en la piel maquillada, hemos incorporado recientemente ISDIN SUNBRUSH 30.
Son polvos minerales de color neutro que protegen y se aplican en cualquier momento sobre la piel esté maquillada o no.
Son antipolución y difuminan las arrugas.
Premio a la INNOVACIÓN VOGUE 2016.

cuida tu piel

Recomendaciones para el Correcto Cuidado de tu Piel.

Tu piel tiene memoria y durante o después de Tratamientos Oncológicos debes tener precaución.

1. Elige Productos sin alcohol o por lo menos con bajo contenido. Apuesta por la Cosmética Natural. Nosotros trabajamos con Apivita ya que tiene productos muy interesantes con estas características.
2. Evita la Exfoliación. No realices peelings faciales ni corporales. Tu piel se vuelve más fina y conviene no exfoliarla.Si es importante hidratarla y cuidarla mucho con productos que contengan agentes hidratantes y/o avena.
3. Protección Solar durante todo el Año.Protege tu piel con filtros solares altos. No debes exponerte al sol, aunque no nos expongamos directamente, debemos tener la piel debidamente protegida.En invierno debes aplicar cremas factor solar spf 50 sobre las zonas expuestas para evitar la aparición de manchas, ya que el tratamiento favorece su aparición.–> Sobre todo necesitarás en la cara. <–*Aplícala después de una hidratante a modo de maquillaje, unificará el tono y estarás perfectamente protegida.
4. Cuidado al rascarte o frotarte la piel con las manos, cepillo o esponja.
5. Seca bien tu piel, sin frotarla demasiado. Secarla con pequeños golpecitos te ayudará a mantenerla más hidratada.
6. No utilices Depiladores Químicos.
7. Evita las limpiezas de cutis, manicuras, etc… Para reducir al máximo el riesgo de infección.
8. Hidrata en Cabina la piel de la cara y el cuerpo con aceites hidratantes y mascarillas para pieles sensibles.
9. Utiliza Desodorantes Especiales. Muchos desodorantes tienen productos agresivos, evita las agresiones en las zonas delicadas de tu cuerpo.

verte bien importa